5 consejos para conseguir un estilo high-tech en tu baño

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Google+ 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

¿Conoces el estilo high-tech? Esta tendencia se inspira en los materiales y acabados de la industria y la tecnología, y se centra por encima de todo en lo práctico y funcional, de hecho, los materiales y las formas están buscados más para la funcionalidad que para consideraciones estéticas.

En este post te proponemos cinco consejos para conseguir un estilo high-tech en tu baño. ¡Vamos allá!

 

El estilo high-hech se remonta a los años 70, concretamente al movimiento arquitectónico que lleva el mismo nombre. El objetivo principal era que la tecnología de última generación se aplicara al diseño. Entre los principales exponentes de este estilo de arquitectura destaca Norman Foster.

Esta corriente se introdujo en nuestro país en los años 80 y desde entonces ha ido reinventándose, evolucionando, y cada vez más cobrando un mayor protagonismo para el mundo del interiorismo.

 

1. Apariencia industrial

Para imprimir estilo industrial a nuestro cuarto de baño, nos decantaremos  por un mobiliario funcional y desprovisto de ornamentación. La decoración industrial debe verse fría y neutra; son las telas y los tejidos los elementos que aportan calidez. De acuerdo con la filosofía minimalista que rige esta corriente, los materiales más utilizados son aquellos que se puedan limpiar fácilmente: cristales, plásticos o acrílicos.

 

2. Materiales industriales

Un detalle que caracteriza al estilo high-tech son los materiales industriales como el aluminio, el tubo de acero, el cristal, la goma y el plástico, imprescindibles si se quiere seguir esta tendencia.

Recuerda que cuando escojas los muebles de tu baño, deben ser muy funcionales, con módulos independientes, versátiles y desmontables. Pero ojo, también debes tener presente que este tipo de estilo está basado en el minimalismo, así que hay que aplicar la famosa regla del arquitecto Mies van der Rohe “Menos es más”.

 

3. Tonos neutros

Respecto a la paleta cromática que podemos encontrar en un baño high-tech, lo habitual son los tonos neutros: blancos y blancos rotos, negros, grises cromo y plata. Las paredes, asimismo, suelen ser lisas y, si queremos darle un toque decorativo, podemos estampar figuras geométricas.

 

4. Espacios confortables

Para que este estilo nos resulte confortable, en el baño debe reinar el orden y la limpieza. El empleo de muebles esquineros, así como de cajones formados por módulos independientes permite adaptarlos a cualquier estancia y ampliar el espacio para guardar en la medida de lo necesario.

 

5. Estilo combinable

Aunque el estilo high-tech requiere muebles y accesorios nuevos, se puede improvisar conjugando elementos de estilo contemporáneo con piezas de los años 30 al 60.

 

Si quieres apostar por un baño high-tech… ¡Pon en práctica nuestros consejos y lo conseguirás!

Ester Puig

Ester Puig

Ester Puig ha escrito 7 posts en este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.