fbpx

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Objetivo: reducir la cantidad de energía requerida para proporcionar productos y servicios

Objetivo: Passivhaus

Cuando hablamos de casas pasivas nos referimos a aquellas construcciones edificadas bajo los estándares del concepto constructivo “Passivhaus”, que surgió en Alemania en los años noventa.  El principal objetivo de este sello es el de edificar tratando de minimizar la futura necesidad energética de la vivienda.

Las casas pasivas muestran demandas muy bajas de calefacción y refrigeración y en global pueden presentar consumos de electricidad hasta un 90% inferiores a los de una vivienda convencional.

Para conseguir estos resultados, las Passivhaus sacan el máximo partido de la luz solar para climatizar el aire interior en invierno (reduciendo o eliminando la necesidad de calefacción), mientras que en verano actúan a la inversa: se protegen del calor y mediante un sistema de doble flujo de aire la casa se mantiene ventilada de forma automática, por lo que se prescinde del aire acondicionado. Con esta combinación de sistemas, la temperatura media del hogar durante todo el año es de entre 20 y 25º, independientemente de la estación y del clima propio de la ubicación.

ELEMENTOS CLAVE DE LAS PASSIVHAUS

Aislamiento térmico

La trascendencia del aislamiento a la hora de construir en pro de la eficiencia energética es indiscutible y las casas pasivas no son una excepción a esta norma. Para su construcción, las cubiertas, muros y cerramientos que conforman la envolvente del edificio se aíslan con suma atención para garantizar que el calor no se escape en invierno ni penetre en el interior en verano y que el clima interior sea estable todo el año.

Evitar los puentes térmicos

Los puentes térmicos son “puntos débiles” en la estructura del edificio por donde se escapa el calor y que pueden detectarse mediante termografías. Diagnosticar y eliminar estos puentes térmicos es otro de los pasos fundamentales en el proceso de construcción de las passivhaus.

Hermeticidad

Las Passivhaus se construyen procurando la mayor hermeticidad del conjunto, no solo para evitar ventilación no controlada que pueda afectar al clima interior sino para evitar también que en el hogar se cuelen partículas y contaminación.

Altas calidades en puertas y ventanas

En la construcción de una vivienda pasiva la atención a los materiales y ubicación de la carpintería es imperativa, ya que desde el punto de vista energético, son el elemento más débil del edificio. Para evitar que la energía se escape a través de las ventanas, estas últimas suelen estar compuestas por doble o triple vidrio relleno de gas noble y dependiendo del clima también se eligen carpinterías de altas prestaciones térmicas. Además, se cuida especialmente la orientación de la cristalería para favorecer que en invierno reciban calor solar y que en verano queden protegidas de éste.

Ventilación mecánica controlada con recuperación de calor

Este sistema propio de las casas pasivas permite la ventilación controlada del edificio recuperando entre un 80 y un 90% del calor que está en el interior del propio inmueble. Gracias a este método, el aire que entra en la vivienda se aclimata a la temperatura interior y no es necesario abrir las ventanas para ventilar, evitando que al hacerlo la temperatura de la vivienda varíe en exceso.

Planificación y diseño

El diseño inteligente y bioclimático de la vivienda es indispensable en un passivhaus ya que es esta planificación el que garantiza que los estándares de la casa pasiva se cumplan, permitiendo que el hogar tenga la capacidad de mantener una temperatura confortable y estable todo el año y que su consumo eléctrico sea el mínimo posible.

Funcionamiento de las Passivhaus

ELEMENTOS CLAVE DE LAS PASSIVHAUS

Mayor confort y sin rincones fríos en el interior

Amplias superficies acristaladas que mantienen la casa caliente y también la conectan estéticamente con el entorno natural

Vivienda más saludable y libre de contaminación

Sin aire acondicionado ni sistemas de ventilación artificiales

La ventilación natural reduce la formación de polvo al mínimo

Mejor descanso, ya que el aislamiento nos protege también de los ruidos exteriores

Sin humedades gracias al aislamiento y ventilación

Requerimientos para conseguir el sello Passivhaus

La demanda de calefacción y refrigeración...

de la vivienda debe ser inferior a 15 kWh/m2/año en cada caso

La demanda de energía primaria...

debe ser inferior a 120 kWh/m2/año, incluyendo la energía que destinamos a la generación de agua caliente y electricidad.

El inmueble ha de garantizar las 0,6 renovaciones...

de aire por hora

Certificado Passivhaus

Sello Passivhaus

El sello PassivHaus acredita a las viviendas que cumplen con los estándares de eficiencia energética de esta corriente constructiva alemana, cuyo principal objetivo es la sostenibilidad de los edificios. Una vivienda con este sello garantiza la hermeticidad del inmueble, la salubridad de su aire interior y una temperatura estable durante todo el año sin necesidad de recurrir a sistemas de climatización artificiales.

¡Queremos ayudarte!

Si quieres más información sobre productos y soluciones sostenibles de GAMMA, solo tienes que rellenar el siguiente formulario: